Amatongas

Ya llevamos diez días en Amatongas. Mozambique, y no dejamos de sorprendernos. Así como el día que llegamos, desde el mismo momento en que aterrizamos en el aeropuerto de Beira, nos dimos cuenta de que este país aún está pagando la factura de la guerra civil que lo azotó desde 1975 hasta 1992 dejándolo a la cola de los países económicamente desarrollados. En estos días hemos podido constatar la gran riqueza humana que estas personas, especialmente los jóvenes internos del colegio Corazonista.
Hoy domingo hemos participado en la Eucaristía parroquial convirtiéndonos en unos más de esta comunidad que dedica un par de horas a cantar, bailar y rezar al Señor. 
Ya hemos terminado de pintar el bloque de las nuevas salas para la ampliación del internado de chicos y mañana empezaremos, utilizando los 500 euros recaudados en la campaña de reciclaje de libros del colegio, la pintura de la escuela primaria que se construyó hace un año y medio con la contribución de la Fundación Corazonistas. Con este trabajo cerraremos la última semana por estas tierras y emprenderemos el regreso a Barcelona. 
Al inicio de curso os presentaremos nuestra experiencia. 
lrene, Berta, Amanda, Pedro, Nacho y Cristóbal.